Oscuridad

Oscuridad

lunes, 11 de noviembre de 2013

------ satanás o diablo !UN MITO RELIGIOSO!


Lectores, buscando información cibernética concerniente a “satanás”

Me encontré con el valioso reportaje, realizado por un respetable canal Tv. cultural, el cual veo muy interesante que todos los cristianos lo puedan observar con toda atención, claro que antes apliquen tolerancia y concentración, aquello que nos suele faltar a menudo.
Les insisto, que escuchen con atención el reportaje que está en cuatro videos, posterior a ello reflexione su parecer antes de manifestarlo.
EL CONTENIDO DE CADA UNO DE LOS VIDEOS ES MUY INTERESANTE

diablo o satanás.......

.... En el concepto que hoy conocemos, no es bajo ningún aspecto una enseñanza bíblica. Si bien ambos términos aparecen en nuestras Biblias castellanas, éstos nunca aluden a un personaje con las características del supuesto ángel caído que enseña la tradición religiosa. La creencia en un Satán corpóreo o de un dios del mal que habita en la oscuridad viene de tiempos inmemoriales, incluso desde mucho antes que Israel existiera como pueblo.

 «Lucifer»

Posiblemente sea el término con menos respaldo bíblico que exista, para defender la posición de que éste fue el nombre que tuvo “satanás” en el cielo antes de revelarse en contra del "Todopoderoso" y por lo que se le  denominó posteriormente por la religión fuerte de entonces como el ángel caído.
Fue la Iglesia Católica la que adoptó muy temprano en sus doctrinas la idea de que “satanás o diablo” fue una vez un ángel perfecto, creado por Dios Altísimo, y acabado de hermosura; que posteriormente se volvió malo, colgándose del relato del profeta Isaías 14, en donde se narra una profecía muy clara y directa sobre la caída de uno de los reinos más poderosos e influyentes de la historia, el imperio babilónico, y su último rey  => Belsasar. Pueden observar todo el relato en el libro de Isaías 14:12-20



Lector, como complemento a todo lo observado le recomiendo éste reflexivo artículo:
==> ¿Existe el Diablo? <==
Abra el enlace, que sigue... 
Publicar un comentario